sábado, 21 de junio de 2014

Parques Indecentes

A veces uno no puedo impedir cabrearse, hay cosas que superan su entendimiento. Hoy ha sido terrible al ir a ver una escuela que parecía interesante, con muchos arboles y en el centro de Toulouse...
En frente de esta escuela y al pie de un iglesia (Saint Aubin) habían dispuesto un mini parque infantil, pero fue entrar y salir... Un parque infantil indecente!!

Y cómo valen las iamgenes más que 1000 palabras, sólo os dejo muestras de mi desafortunado contacto con la escuela:

La escuela Michelet:

El parque indecente de enfrente:

Por si no ves bien lo que hay en la foto anterior, hagamos un zoom:

 Y luego más horrores, cosas que no te esperas ver en un parque infantil...






viernes, 16 de mayo de 2014

Homeschooling

5 años cumplidos, mi hija no ha pisado un colegio. Ya no hay vuelta atrás, hemos prescindido de los cursos de infantil, o como se llaman en Francia, la maternelle. En su día tomamos la decisión de no escolarizar, después todo ha venido naturalmente y en estos últimos tiempos la no escolarización ha venido también dada por una serie de circunstancias personales.
No me gusta considerar estos años como homeschooling en sentido estricto, ya que la educación obligatoria empieza en primaria, pero sí lo han sido en sentido amplio, pues hemos tenido que ocupar las horas de los días y la niña ha ido aprendiendo un montón de cosas en todo este tiempo.

Esto demuestra que con escuela o sin ella los niños siempre están aprendiendo, su curiosidad natural y un ambiente adecuado les llevan a ello.

Como es natural, en estos últimos años, ha habido de todo, momentos hermosos, intensos, divertidos, de aburrimiento, de duda...

El balance es muy positivo, veo a mi hija despierta, curiosa, sabe leer a la perfección y escribir también.
Sabe sumar y restar.
Aprende francés.
Se maneja en internet, en cocina y hasta sabe coser un botón!
Se inventa juegos, es una niña ocurrente y bastante más creativa que muchos niños de su edad que han pasado ya por el "molde" del colegio.
Hemos gozado de una libertad de movimientos que no tiene precio. Hemos podido respetar sus necesidades de sueño, de descanso, sin someterse a horarios inadecuados a su ritmo.
Apenas ha tenido problemas de salud. Es también, una niña bastante segura de sí misma y nuestro vínculo está muy fortalecido.
Complementamos el hogar con clases de música y de danza, a las que va encantada y le permiten estar con otros niños. Solemos acudir con frecuencia a la bilblioteca y a cuantos talleres se organizan para niños y nos es posible apuntarla.


Sin embargo no todo es color de rosa, así que también voy a decir lo negativo, para no faltar a la honestidad.
El homeschooling, me ha llevado a ser una madre full time, esto se ha visto por ejemplo en el propio blog, al cual he tenido abandonado...
Pasamos casi todas las horas del día juntas y esto a veces causa desgaste en nuestra relación, crea conflicto, mina los ánimos.
Por otra parte, el "capítulo" de la socialización es quizás lo que tenemos más verde, aunque tampoco le echo la culpa al homeschooling del todo, la personalidad de mi hija también tiene mucho que ver.
A veces siente uno la soledad de ir contracorriente, es algo con lo que se aprende a vivir, es de ayuda ponerse en contacto con otros padres en la misma situación.


Resumiendo, si tuviese que plantearme volver a hacerlo, lo haría sin duda, pues compruebo que son más las ventajas que los inconvenientes. Estoy convencida de que donde mejor están los niños en los primeros años de edad es en el hogar.
Aún así no demonizo el colegio y sé que mi hija un día, quizás ya no tardando mucho, será escolarizada, pues a pesar de todo le daremos una oportunidad al cole, que como todo, tendrá sus puntos fuertes y débiles, pero eso será otra historia...