viernes, 3 de enero de 2014

"Harquin, el zorro que bajó al valle"



Argumento: Harquin, es un zorrito que vive en lo alto de una colina con su familia, su padre se encarga de prevenir a su prole de que tengan la precaución de no bajar nunca al valle, pues podrían tener serios peligros si el guardabosques descubre su presencia y se forma una batida de caza...

Mi opinión: es un cuento que me ha gustado mucho, aparte de por la historia, que es bonita y entretenida, por su encantador lado british. El relato es sencillo y trepidante, enseña a los niños que aun cuando surjan problemas no hay que darse por vencidos y que se puede siempre buscar una solución. Al mismo tiempo narra de forma simpática cómo las órdenes o consejos de los progenitores parecen estar hechas para ser desobedecidas por los pequeños curiosos. Hay también un simpático guiño al ciclo de la vida.
Harquin cuenta con unas ilustraciones son muy años 60, sencillas sin ser esquemáticas. Las escenas de caza al zorro son de lo mejorcito.

La opinión de mi hija: A mi hija le ha gustado pero sé que no tanto como a mí, aún así lo hemos leído unas tres veces y una más con su papá.

Datos: Se trata de un cuento inglés, escrito e ilustrado por John Burningham en 1967, la edición que encontré en la biblioteca es de 1975, de la editorial Miñón. Desconozco si existen nuevas ediciones, cosa que me interesa, aunque me he enamorado de esta edición tan... vintage! me dio mucha pena tener que devolverlo.


Edad recomendada: a partir de los 4 años.

viernes, 26 de julio de 2013

"Nuvolina"

Inauguro con el post de hoy una nueva sección en la que daré a conocer los títulos de literatura infantil que voy descubriendo al lado de mi hija y recomendar desde aquí los que más nos han gustado.
Desde que mi hija sabe leer disfruta mucho con la lectura y yo a su lado, pues siempre me ha gustado mucho el mundo de la literatura infantil. Una de nuestras ocupaciones favoritas es ir a la biblioteca al menos una vez por semana y sacar unos cuantos libros que releemos en casa hasta que los entregamos.

Crianza con Apego

Argumento: Nuvolina es una pequeña nube que tiene por costumbre quedarse rezagada y curiosear, un día esta costumbre suya la lleva a un pueblo donde encuentra a unos niños y... no cuento más.

Mi opiniónNuvolina es el último cuento que nos ha cautivado, cuando vi esa portada me atrapó y el interior estuvo a la altura de lo esperado.
Nuvolina es un delicioso cuento para grandes y pequeños, que apetece compartir con nuestros hijos en más de una ocasión aunque conozcamos el final.
Con unas ilustraciones de corte clásico a la par que oníricas y con preciosos detalles que invitan a soñar. 

La opinión de mi hija: Le pareció muy bonito, lo quiso leer muchas veces y seguro que lo volveremos a sacar...

Datos: Nuvolina, de 32 páginas, pertenece a la colección Sueños del Viento de la editorial Timun Mas, que pretende precisamente favorecer el diálogo y la imaginación compartidos con nuestros hijos. El cuento es del año 2002, desconozco si aún es sencillo encontrarlo en librerías.
Los autores son Ricardo Geminiani y Nicoletta Ceccoli.

Edad recomendada: a partir de los 4.

miércoles, 3 de julio de 2013

Primera visita al dentista

La Academia Americana de Odontología Pediátrica recomienda llevar a los niños por primera vez al dentista en torno al primer año de vida. Hace años la recomendación era cuando los niños tuvieran completa su dentadura de leche, más o  menos a los 3 años.
Pero son cada vez más numerosos los casos de caries en preescolares, por lo que la recomendación se ha adelantado.
A pesar de las citadas recomendaciones es algo que habíamos ido retrasando, un poco porque no veíamos ningún problema y otro poco, lo confieso, por pereza.
Tengo entendido que en los colegios se suele organizar una visita al dentista, en unos centros a los 3 años, en otros en 1º de primaria, es decir en torno a los 6 años. Como mi pequeña aún no va al cole empecé a temer el no estar al día en este asunto.


Prueba superada

En fin, nuestra primera experiencia en el dentista ha sido la pasada semana, a los 4 años y medio de mi hija. En realidad iba tranquila, pues la niña no se ha quejado nunca de dolor de dientes, no parecía tener ninguna caries, incluso una de sus ocupaciones favoritas es lavarse los dientes y coleccionar dentífricos... con todo, tenía cierta inquietud pues mi hija adora los dulces.
La niña fue con ganas, para ella era toda una aventura, aún así, al verse en la camilla se sintió algo intimidada, pero el dentista fue muy agradable y todo se pasó bien.
El veredicto fue bueno, un desarrollo dental que no presenta problemas de momento y ni una sola caries! con todo lo que en su día leí sobre la posible caries del lactante...
(He de decir que sobre la caries del lactante, leí dos versiones. aquella que culpaba a las tomas nocturnas de leche materna de provocar posibles caries como todo lo contrario, la leche materna estaría cargada de componentes antibacterianos capaces de combatir la caries)
Una pasta de dientes más para la colección y una nueva visita dentro de un año.

Considero de interés decir también que se aconseja la primera visita al ortodoncista en torno a los 7 años, pues muchos problemas si se detectan tempranamente se pueden solucionar en la infancia de forma rápida y sencilla.

domingo, 28 de abril de 2013

Internet y los niños

Nuestros hijos ya nacen en la era digital. Para ellos el ordenador es tan normal como lo fue para nosotros la tv. Muchas puertas se abren ante ellos y muchas dudas para nosotros, los padres, así como los peligros que sabemos que también acechan en la red.

A veces me pregunto en qué momento el PC entró en la vida de mi hija o si he hecho bien o mal en este tema, si debería haber alejado a mi pequeña de este artefacto y que lo hubiese descubierto con 10 años...

Lo cierto es que si el PC forma parte de nuestras vidas también lo formará de las vidas de nuestros hijos. Negar la realidad tampoco ayuda y es obvio que internet tiene también numerosas ventajas. Muchas siestas, ratos de teta,  hizo mi hija en mis brazos mientras yo estaba frente a la terrible pantalla.
Con el tiempo le empecé a poner algún que otro vídeo infantil para entretenerse un rato, o le daba la merienda mientras yo atendía los comentarios de los posts o mi vida 2.0 en las redes sociales. Ella ha crecido observando lo que yo hacía frente al PC y todo ello ha dado sus frutos.

Al principio era solo teclear letras sin orden alguno, para imitar a mamá. Una vez que aprendió a leer le fue cada vez más sencillo escribir al teclado, en ocasiones me llegó a suplantar! entonces comprendí que ya no había rumbo atrás.
Al día de hoy, navega en internet buscando lo que a ella le pueda interesar, nos intercambiamos e-mails y hasta tiene una página en facebook!

Todo ello me da cierto vértigo, yo no crecí así.  Me tenía que haber ocultado a sus ojos cuando usaba el ordenador? Sinceramente, eso me habría parecido una solución rebuscada y no factible.

Creo que la vida on line ha formado parte de su desarrollo intelectual y no creo que sea malo que los niños conozcan una realidad que formará para siempre parte de sus vidas. Eso sí, con vigilancia siempre y limitando mucho el uso del ordenador, pues la vida 1.0 es mucho más interesante.